Diferentes Clases de Salsa

Cuando uno empieza a bailar salsa es muy importante el objetivo que queremos lograr. Debemos decidir si lo tomamos como una profesión o una actividad para relajarnos.
Pero hay algo que no cambia y no distingue cuál fue tu decisión.Uno se empieza a poner contento desde el momento que entra a saludar a los compañeros.
Si uno busca algo más profesional, en Buenos Aires, tenés muchas opciones de profesorados de ritmos caribeños.
En ellos se puede estudiar los diferentes ritmos como por ejemplo: Son, cha cha cha, bachata, salsa en 1 y salsa en 2.
Si buscas una clase en la que también se aprenda y que la pases bien sin tanto esfuerzo teórico podés enfocarte en tomar clases en los boliches de salsa. Que por cierto en la Argentina hay muy buenos, cómo así su nivel de baile.
Nuestro enfoque metodológico trata de mezclar las dos cosas y lograr un equilibrio entre aprendizaje y diversión.
Dejamos que el alumno se exprese y vaya probando, es probable que cometa muchos errores, pero nos preguntamos, ¿Es necesario corregir todos a la vez? O ir de a poco para que el cuerpo y el cerebro vayan aprehendiendo, si con h, los nuevos movimientos o enseñanzas.
Si uno le da una marcación para trabajar ese día, el objetivo es claro y cuantificable, sin embargo si le tiramos por la cabeza mil conceptos, el alumno no sabrá por dónde empezar.
Siempre decimos: “Que no te digamos nada, no quiere decir que está todo bien, estamos esperando el momento justo”
Lo que siempre resaltamos es la constancia, hay una gran frase del gran pintor Picasso que dice: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Pensamos que tiene que ver con eso. En nuestra casa sentados mucho no podemos lograr.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *